Martes, 07 de Abril del 2020
Comunicación >> Comunicados de prensa

Izquierda Republicana1.- En los últimos años del gobierno Rajoy el sector privado universitario creció y facturó 2255 millones de euros en 2017, un 7% más que el año anterior, aprovechándose del estancamiento de la Universidad pública tras los recortes en inversión y las subidas de las tasas universitarias.

Pero los hechos llegan a ser escandalosos. Dos fondos de inversión con sede en Londres han comprado este año dos universidades privadas en Madrid. El Fondo Pemira, una empresa de capital inversión y capital riesgo que dispone de unos activos de 25.000 millones de euros, ha comprado la Universidad Europea con los campus de Madrid, Valencia y Canarias, más dos centros en Portugal por 770 millones. Es la segunda universidad privada más grande de España y su volumen de negocio de 50,9 millones en 2018.

2.- También CVC Capital Partners ha cerrado la compra de la Universidad Alfonso X El Sabio (UAX) por 1.100 millones. La UAX tuvo un beneficio en 2018 de 84 millones de euros (antes de impuestos). CVC es un fondo de inversión con presencia en varios continentes y sectores: alimentación, atención en carretera, distribución de químicos. En España el grupo se dedica al aceite de Oliva y gestionó varios hospitales privatizados de la sanidad madrileña con el PP. Hizo dinero y acabó vendiendo ese negocio con la marca Quirón por 5.760 millones. ¿Experiencia en educación?, Nula, gestionará la universidad como una empresa.

3.- Estos negocios son para IR, un partido que cree en la educación pública, un escándalo total. La universidad privada no es sino un negocio más que da enormes beneficios, no un servicio público que garantice el derecho a la educación. Aznar, que promovió la apertura de Universidades privadas por toda España, bien lo sabía: los hijos de los ricos comprarán allí sus títulos y formación, y las empresas propietarias son empresas capitalistas que buscan ganar dinero. Además, mientras las universidades públicas se mantienen invariables desde hace dos décadas, las privadas no paran de crecer y suponen el 40% del total. Este mismo 2019, con Ángel Garrido en la Comunidad, se han aprobado otras tres más, contra el criterio de la Universidad pública, no escuchado. 

4.- IR denuncia que sin financiación por los recortes, la universidad pública sobrevive atascada en financiación y alumnos. Es un escándalo que mientras la pública pierde alumnos por la natalidad pero también por el encarecimiento de las tasas, la privada se levantan un negociazo en base a los codiciados y tristemente famosos másteres (ya sabemos que pagando y sin estudiar se consiguen). En los últimos diez años las universidades privadas han duplicado su cuota de alumnos de postgrado: en 2008 tenían un 15% y en 2016 un 32%. Con los tres años de grado+2 de máster que se aprobó en Bolonia, se ha favorecido a las privadas. Antes la carrera tenía un precio, ahora las matrículas se han vuelto prohibitivas y el segundo bloque es elitista. 

5.- A pesar de esto, muchas de las privadas en España ofrecen peor calidad que las públicas, pero suponen un verdadero negocio para sus propietarios. Los fondos de inversión están también entrando en el sector de las residencias universitarias y los campus, donde también hay dinero: la oferta de camas en estos centros es de 100.000 plazas, aunque la consultora JLL calcula que hacen falta el doble aún. 

El presidente del Consejo de Colegios Mayores, Nicanor Gómez Villegas, ha denunciado que estos fondos de inversión tienen por supuesto solo intereses especulativos y en ningún caso educativos: "han abierto centros de tipo hotelero en toda España a los que han autoconferido sin tener ningún título para ello la condición de colegio mayor universitario". 

Para IR, los colegios mayores deben ser entidades sin ánimo de lucro con fines residenciales, formativos, educativos y de compromiso, articulados a través de la puesta en marcha de conferencias, mesas redondas, talleres, cursos, etc. Su fin no debe ser repartir beneficios, sino dar un servicio público. Con la entrada de los fondos de inversión su fin se ha prostituido. En 2017 se invirtieron más de 560 millones en el sector, pondremos dos ejemplos. El grupo RESA, el mayor operador nacional de residencias de estudiantes vendió en 2017 su negocio por 560 millones. Por otra parte, el fondo norteamericano Oaktree vendió su cartera de residencias a otro fondo, gestionado por GSA. 

Conviene que aunque dediquemos nuestros esfuerzos a la defensa de la educación pública, sepamos mientras en qué negocios se está convirtiendo la universidad privada. 

 

15 de Abril de 2019

 

Comisión Ejecutiva Federal

de IZQUIERDA REPUBLICANA

de Izquierda Republicana 

imagen
Izquierda Republicana - C/Silva 5 4º - 28013 Madrid · Tel. y Fax: 91 541 90 40 · http://www.izquierdarepublicana.es · e-mail: izquierdarepublicanafederal@gmail.com

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. .
Para más información o cambiar la configuración pulse en Política de Cookies